Creatividad para el desarrollo de negocio

La crisis económica que nos atenaza desde 2008 está afectando a todos los sectores económicos. Sin embargo, es el momento de comenzar desbloquearnos y empezar construir soluciones para la situación actual.

Toda crisis es el fin de una etapa y el comienzo de otra. Desde este punto de vista, la crisis nos ofrece la oportunidad de crear la nueva etapa, de reinventarnos.

Por tanto, es el momento de que todos hagamos uso de un recurso que tenemos demasiado oxidado: la creatividad. En el plano individual nuestros quehaceres diarios nos impiden tener tiempo para pensar o hacer aquello que nos gusta. Vamos de una cosa a la otra. En las empresas la situación es parecida y la rutina diaria del negocio bloquea cualquier intento de hacer las cosas de forma distinta, de plantear nuevas ideas y, mucho menos, desarrollarlas y convertirlas en nuevos productos o servicios.

En el contexto que vivimos no podemos olvidar por más tiempo que la creatividad es fundamental para el desarrollo tanto personal como de negocio. Es, en principio, un recurso que no tiene que costarnos un céntimo.

La buena noticia que todos somos creativos, no solo Picasso o Dalí: la creatividad sencillamente la capacidad de crear algo nuevo que tiene valor para la sociedad o parte de la misma. Así, desde una tienda de comestibles hasta una empresa de tecnología pueden aplicar la creatividad para el desarrollo de sus negocios generando nuevos productos, nuevos servicios, nuevas formas de comunicación con sus clientes o proveedores, etc.

La creatividad, como hemos visto, es una cualidad potencial que todos poseemos. El paso fundamental que tenemos que dar, tanto a nivel individual como en el mundo de los negocios, es convertir la creatividad potencial en real. Para ello las empresas han de generar un entorno favorable que requiere esencialmente que los trabajadores y miembros del equipo de trabajo tengan autonomía, que sientan que su participación en el funcionamiento de la empresa es valorada y que consideren que la empresa les pertenece, es decir, que tengan un sentimiento de propiedad hacia la misma.

Es el momento de reaccionar frente a la crisis. Abandonar definitivamente la fase de shock y comenzar a crear nuevos caminos para que entre todos podamos generar un clima de confianza y prosperidad. La creatividad es la clave y está dentro de nosotros.

Por más información Visita la nota original:
http://economiacreativa.org/2013/03/08/creatividad-para-el-desarrollo-de-negocio/